¿Esclerosis nuclear canina o cataratas?

Al igual que el ser humano, a medida que nuestras mascotas entran en la etapa senior, ocurre una serie de cambios comportamentales y físicos que los propietarios deben estar atentos.

La esclerosis nuclear es una y de las condiciones frecuentemente asociadas a los perros de edad avanzada. Se trata de un endurecimiento y pérdida de transparencia del núcleo del cristalino que produce una tonalidad gris azulada en el ojo del animal, pareciendo nublado.

Los perros envejecen y las fibras de la lente continúan regenerándose, cuando se comprimen, como resultado de la formación de   nuevas fibras, son empujadas hacia el núcleo.  Esta compresión hace que el núcleo de la lente tome una apariencia gris azulada.

La buena noticia es que la esclerosis nuclear no causa dolor o incomodidad y, sobre todo, al contrario de las cataratas, tampoco provoca ceguera. Sin embargo, debido a las similitudes con las cataratas, es importante consultar al veterinario para de determinar si el perro padece de cataratas o si se trata simplemente de una esclerosis nuclear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.